"No emplees tu tiempo sólo en trabajar. Úsalo también para convencer... y generar así los acuerdos"

"No emplees tu tiempo sólo en trabajar. Úsalo también para convencer... y generar así los acuerdos"
gidval@gmail.com - (Valencia, España)

TRANSLATE THIS PAGE and leave us a comment (if you want to), even in any other language. thanks.

sábado, 20 de marzo de 2010

Punto y aparte.

Resulta que las cosas no suelen salir como uno quiere. Cuando se decide un proceso de cambio es necesario que la gran mayoría de los elementos afectos “colaboren”… pero no siempre es así. Y es que por mucho que nosotros formemos nuestros planteamientos, no somos dueños de la situación. Porque hasta el más mínimo detalle puede ralentizar o, lo que es peor, modificar el rumbo –y sobre todo la cadencia- de esos planteamientos. Y es entonces cuando se presenta en escena el momento de duda, de zozobra, aquel que te coloca en la tesitura de mantenerte firme, posponer o abandonar.

Hace ya bastantes días que no escribo un artículo. Y vaya por delante que tengo que agradecer su interés a aquellas personas que por correo electrónico o mediante el mismo blog me han preguntado la razón de mi ostracismo. Gracias. Muy sinceras gracias, porque me siento apreciado.
Bien, resulta –decía- que las cosas no salen siempre como uno quiere. Y en casa del herrero, cuchillo de palo. Digo esto porque en la línea de lo escrito hasta la fecha debería parecer que alguien que se ha dedicado a las gestiones comerciales en todos los niveles debería tener un criterio a prueba de bomba, sin dejarse influenciar por las circunstancias. Pues no, mire usted: va a ser que no. Que las cosas, cuando no salen una y otra vez, afectan porque uno no es de piedra. Pero la verdad es que cuando se echa un vistazo alrededor, no puede quejarse en demasía.

¿La fórmula para sobreponerse a las circunstancias? Bueno, no se me ocurre otra cosa que la propia valía. Intrínsecamente, queda entendido, porque dejo de lado aspectos como la familia, los amigos, las aficiones… Porque el hecho de que a pesar de que se pongan los esfuerzos, acciones y buena voluntad no se tenga el resultado esperado, no implica que la persona carezca de valor para lograr objetivos. ¿No llegan? Quizá la estrategia no ha sido la adecuada y hay que modificarla amoldándola al presente.

No sé si podré mantenerme en esta línea, pero he decidido dedicar el cien por cien de mis esfuerzos al mundo del doblaje y la locución. ¿Las ventas? Quizá algunas gestiones dentro de ese campo especial, pero ya no en el mundo de los productos y servicios industriales. La comunicación y el cine-dvd serán ahora los terrenos por los que deambule, de modo que ya pensaré qué nuevo nombre y contenidos asigno al blog. Aprovecho ahora para decir a los amigos de Cloud Consulting que dado que mi temática quizá ya no sea de utilidad (no creo que se necesite asesoramiento en eso de las locuciones publicitarias porque ese es un trabajo de terceras personas y subjetivo como pocos) presentaré discretamente mi baja agradeciendo muchísimo el interés que han prestado en mi participación. Muchas gracias también a ellos.

Todavía no soy bueno y tengo un book pobre. Cuatro reportajes y siete u ocho cuñas, una decena de takes en tres películas y poco más. Y encima, muchas de esas realizaciones han sido condicionadas a estilos que ni a mí me gustan, pero no lo considero un inconveniente. Lo bueno de esto es que me permite analizar casi inmediatamente lo erróneo. Por otro lado, cuando ya no hay remedio porque el cliente condicionó y aceptó el estilo y el trabajo, también puedo repasar y analizar las cosas que deben corregirse en el futuro. Soy persona autocrítica sin ánimo de pasarme de la raya y tengo la suerte –por el momento- de poder esperar un poco más. Pero si no dedico más tiempo a prepararme, no conseguiré llegar al nivel que yo quiero hasta que mis hijos no terminen la mili (y como la quitaron, por eso mismo lo digo). Además, ¡qué les voy a decir!: tal como están los tiempos, no voy a perder cuentas rentables sino todo lo contrario. Entre otras cosas, a casi 30 cts/km (y eso son números reales contando amortización, gastos financieros –yo no he pagado nunca un coche a tocateja- reparaciones, ruedas, seguros, impuestos, combustible…) mas alojamiento y dietas, salir a visitar cuesta una auténtica fortuna. Y ante la tesitura de apretar el acelerador o modificar el rumbo, he optado por la segunda.

Como no me puedo dormir en los laureles, la decisión no podía demorarla demasiado. ¿Qué sentido tenía? Aunque ciertamente, tampoco ha costado mucho: la mayoría de ustedes sabe que me iba encaminando de una forma cada vez más directa. Y como creo no ser persona de soberbia y excesivo orgullo, aprovecho para decirle a todo aquel que pueda sugerirme ideas y críticas (que son bien recibidas) que le estaré muy agradecido. En esta vida, uno no depende exclusivamente de sí mismo.

Bueno, la verdad es que ya estoy agradecido a todos aquellos que en esta página me han atendido. Un sincero abrazo, amigo/a.

19 comentarios:

  1. Hola Germán me alegro que estés bien y espero que siendo como eres reflexivo hayas tomado el rumbo adecuado. Capacidades y talento no te faltan. Te deseo la suerte necesaria ya que depende también mucho del trabajo personal que lleves a buen puerto tus ilusiones. Y espero que este no sea un adios definivo del mundo del blog. Que de vez en cuando nos cuentes algo a viva voz para disfrutar contigo de tus logros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué tal, Germán?
    la verdad es que te hemos echado mucho de menos; qué se puede decir?
    Yo soy de los que piensan que todas las decisiones en la vida son acertadas, en el sentido que en todo momento estamos aprendiendo y absorbiendo conocimiento.
    Con independencia de éste punto, el momento en el que estamos está hecho para valientes; me encanta la segunda acepción de crisis de la RAE: "Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales."
    Mis respetos a todos aquellos que toman la decisión de reinventarse y seguir otros caminos en la vida.
    Por otra parte, únicamente te pido (y seguro que no soy el único), un par de cosas:
    1. mantennos permanentemente actualizados de tus avances.
    2. no nos prives de tus post... seguro que puedes concluir un montón de puntos derivados del sector en el que te vas a involucrar de los cuales aprenderemos para los nuestros.
    Mucha suerte, y permaneceremos atentos; un abrazo,
    Pepe Moral

    ResponderEliminar
  3. Hola Germán:
    Como al resto de tus comentaristas, me alegro de volver a leerte.
    En ningún modo creo que el cambio de "actividad" por tu parte, sea motivo directo para que este blog deje de existir. Algunos de tus seguidores vienen del mundo de las ventas o negocios en general, pero otros, como yo, no y, aún así, lo que has escrito hasta el momento nos interesaba.
    De igual manera nos interesará lo que puedas escribir en el futuro, que también es casualidad ahora si tendrá que ver con el mundo en el que me muevo; la imagen, el sonido, la Tv, el cine. ¡Quién lo iba a decir! ¿eh?.
    Cuando uno abre un periódico en la mañana (ya sea de papel o digital), no somos expertos en todas las secciones, e incluso, en ninguna: economía, sucesos, política interior, política internacional, cultura, anuncios por palabras, etc., pero nos gusta leerlo, medio informarnos, saber qué se cuenta, qué pasó con...
    Los blogs son algo parecido; uno escribe y quien se acerca puede no saber de qué va el tema, pero lee y puede ser tan de su gusto que se queda, se hace seguidor habitual, se engancha.
    Eso nos ha pasado a algunos de tus seguidores y sea lo que sea que escribas en el futuro, estoy segura que volveremos a leerte.
    Mis mejores deseos para esta nueva y exclusiva etapa y mucho ánimo porque "volver a empezar" siempre es complicado, pero a la vez, emocionante.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Germán, antes de nada suerte en esta nueva andadura que compartiste desde estas páginas hace ya algún tiempo, seguro que lo harás tan bien y llegarás a un nivel tan bueno como en el tema de ventas, ya verás.

    La vida a veces da giros un poco inesperados, pero probablemente las peores decisiones son las que no se llegan a tomar, que siempre te dejarán la duda de qué hubiera pasado si...

    Dales duro, y que tiemblen Langa, Romero y compañía.

    Un abrazo fuerte, y ya sabes que cuentas conmigo para lo que quieras.

    Pablo Rodríguez

    ResponderEliminar
  5. Hola Germán:

    Díficil decisión la que has tomado, pero tal y como se veían venir las cosas necesarias. Admiro tu valentia, tu humildad, el sentido común y el coraje con el que te encaminas hacia este nuevo camino que sé que te apasiona y que estoy convencido de que, con el tiempo, transitarás con el sin problema. Por supuesto que podrás contar conmigo en lo que pueda ayudarte (de hecho ya tengo un par de ideas para tu Mk personal, que te comentaré más adelante) y estaré encantado de seguir tus progresos como el resto de comentaristas. Sé que volverás a escribir y sé que todos los que pasamos por aquí te acompañaremos.
    Un fuerte abrazo y ya sabes

    ResponderEliminar
  6. Hola Germán:

    YO también te he echado de menos estos días. Ante todo desearte toda la suerte del mundo en este nuevo camino que emprendes. Como bien apunta a menudo Paco Alcaide, en esta vida hay que ser valiente pero sobre todo uno mismo. Estoy convencido que esta senda que inicias te va a traer muchos éxitos y alegrías. Sólo te pido que no dejes de escribir, que me encanta leerte.

    Un fuerte abrazo y toda la suerte del mundo

    ResponderEliminar
  7. Hola Germán:
    Gran decisión, a lo cual sólo puedo expresar mi apoyo y mi ánimo (aunque sólo pueda ser desde la lejanía).
    Intuyo que es un gran desafio del que vas a salir airoso, seguro. Sólo añadir que estoy a deseo de ver tu blog renovado con nuevos mensajes.
    Como decía aquel: "¡A por ellos, que son pocos y cobardes!"
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros somo los dueños de nuestro destino............de los resultados, ya es otra cosa.
    Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Germán. Yo también he sentido que faltaba algo en "el ambiente" en las últimas semanas... Más allá de desearte suerte y buen enfoque en el nuevo párrafo o capítulo que empiezas a escribir, he de reconocer que también me entra cierto sentimiento de pérdida... También me sumo a los que no les gustaría dejar de seguir tu blog.

    Tenía también la esperanza de poder desvirtualizarte en nuestra próxima reunión de CloudConsulting ya que siempre he percibido sintonía de sensibilidades. Si todavía es tema replanteable, te diría que cloudconsulting no es solo para consultores y que creo que perdemos mucho si lo dejas.

    En cualquier caso, espero seguirte.

    ¡¡Un fuerte abrazo y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Germán
    Algo barruntaba yo para tantos días de silencio. Bueno, primero mi enhorabuena y segundo mi firme creencia de que te va ir que ni bordado. Y la razón de esto último es sencilla, buscas tu felicidad profesional y además tomas decisiones arriesgadas para conseguirla. El resultado no puede ser una molestia, sino una alegría. Te lo dice uno que cumple esos ciclos vitales cada diez años, más o menos, y se va a otra cosa y SOY FELIZ! que es de lo que se trata.
    Espero tu nuevo blog y que nos lo comuniques para seguir contigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Germán,
    No me sorprende nada tu decisión porque desde que te sigo en tu blog me había dado cuenta de que dedicarte al doblaje era lo que de verdad te gustaba. Cada vez que hablabas de ello lo hacías con un entusiasmo especial. Así que no puedo más que desearte mucha suerte y mucho éxito en esta aventura vital y profesional que inicias.
    Espero que sigamos en contacto y que nos mantengas informados de cómo te va.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Hola Germán:
    Había interpretado tu silencio como algo parecido a lo que sucedió este verano cuando decidiste pasar buena parte de él cuidando ancianos y a la vuelta nos deleitaste con tus aprendizajes.
    Ahora, me preocupaba más tu ausencia de visitas a nuestras casas que el hecho de que no escribieras. El destino no existe, más allá de lo que somos capaces de cincelar en él. No sé, pero me da la sensación de que lo que tengo que decirte es mejor hacerlo por otra vía y así lo haré.
    Como Alberto, también me gustaría que no dejaras CC y que, al contrario, ese sea un banderín de enganche más. Y por supuesto, que no nos dejes sin tus entradas que, como ves, congregan a lo mejor de la blogosfera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola German, no conocia tu faceta de doblador, eso me hace pensar que debes tener una voz personal y una buena diccion, una buena capacidad para transmitir desde tus cuerdas vocales.
    Debo de aplaudir tu decisión, ese golpe de timón cuando ves que los vientos no son propicios A mi me pasa algo parecido, sigo trabajando, me siguen encargando modelos nuevos para las ferias fuera de nuestras fronteras..., pero seguimos sin vender, seguimos en medio de una "calma chicha" inquietante y seguimos haciendo lo mismo, incapaces de variar el rumbo como tu ya has decidido.
    German, tenemos pendiente un cortado y Vive Dios...¡¡¡, que habrá que tomarlo, sería la prueba irrefutable que tras la virtualidad de los blogs y las websites hay personas de carne y hueso.
    Un abrazo Germán.

    ResponderEliminar
  14. Te dejo un regalito en mi blog de Ciudadana del mundo: http://katy-ciudadanadelmundo.blogspot.com/2010/04/6-mimos-cuanto-carino.html
    casi a sabiendas que no lo vas a recoger. (Me haría ilusión e igual me llevo una sorpresa )
    Pero lo he hecho con el fin de reconocer que tienes un blog fantástico y por darlo a conocer a más gente para que otros puedan también disfrutar de ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola Germán quizá llego demasiado tarde... verás, siempre te he visto dejando comentarios en los diferentes blogs amigos (josep julián sobre todo) y desde luego he tenido la tentación de conocerte virtualmente. Pues nada aquí estoy.

    Quiero felicitarte por tu sentido emprendedor y además en un tema que me apasiona proque han sido algunas las personas que me han dicho ¿doblas peliculas?, ¿haces radio?. Mi respuesta de asombro ha sido no.. aunque quien sabe!

    Suerte, animo y me he hecho seguidor de tu blog para seguir tus nuevas entradas. Te dejo el mio por si te sirve de inspiración http://diegomartosemprendedor.blogspot.com/

    Un abrazo. Diego Martos

    ResponderEliminar
  16. Hola Germán:
    Dejando aparte esa sensación medio de tristeza medio de abandono que me inunda cada vez que a uno de mis "cercanos virtuales" os da por desaparecer o hacer una pausa (y este mes van tres!) te diré que entiendo bien, incluso demasiado bien... lo que te ocurre. Ya hace lo suyo que mis entradas se resienten del poco tiempo que me queda.
    La verdad es que los que nos dedicamos a la "gestión comercial" en cualquiera de sus modalidades, andamos en horas bajas y un tanto cariacontecidos, por no decir "jodidos" directamente... ¡que va a ser que sí!

    Y por más asertividad, horas de más y cambios de estrategia que le pongamos al tema, la verdad desnuda es que no se vende un clavo amigo. El que "tiene" está a la expectativa de algún "santo advenimiento" que por el momento y a falta de alguna inspiración divina, a mi se me oculta... y el resto pues eso, andamos todos a verlas venir y tirando del bolsillo de atrás...
    Doy fe de que no eres el único que no es de piedra y que está dispuesto a la reconversión que sea necesaria para dejar atrás el bache.
    Pero mira, mientras te leía, he pensado que en tu caso tienes la suerte de saber hacia donde quieres encaminar tus pasos, y eso amigo, es casi la mitad del camino. Tenerlo claro es siempre un plus, para conseguir lo que sea.

    Y por lo que dices y por lo que aquí he palpado a menudo, facultades y preparación no te faltan.
    Yo, aunque mucho más anárquica que tú, también soy de las que cree que dejar algún "y si.." pendiente por ahí es algo que más tarde o más pronto nos pasa factura. Así es que dale fuerte ¡duro y a la cabeza! al tema del doblaje. Mucha suerte y no cejes en tu empeño Germán.
    Cualquier día nos encontramos de nuevo por este már de Dédalo.

    Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  17. Hola Germán espero que todo te vaya a pedir de boca, estés feliz y contento. Pero no está bién olvidarse de los amigos tan pronto, aunque sean virtuales y les encantaría tener alguna noticia de como va el afine de esa maravillosa voz.
    Te dejo un gran abrazo

    ResponderEliminar
  18. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    GERMAN

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  19. Hola Germán, seguro que no pasrás por el blog. Pero no tengo otra forma de decirte que me acuerdo de ti. He leído el post de Fernando y se como lo estás pasando porque hace unos año pasé por una situación parecida.
    Un beso y mis sentiires van encaminados hacia la esperanza.

    ResponderEliminar